Las mujeres mojigatas modernas abundan mucho. Las mojigatas de antes no eran monjas porque no tenían el hábito pero poco les faltaba. No salían a fiestas, veían al novio acompañado de una tía, y bueno ni novio era porque los novios eran cuando ya se comprometían, en todo caso, sería: el enamorado. A las fiestas a las que iban, eran acompañadas con su mejor vestido y solían tocar el piano, no sabían o casi no sabían sobre el ese, e, equis, o. Bailaban valses con su enamorado o prometido. Les gustaba lo romántico y se sentían heroínas de alguna novela de Emily Brönte. No se atrevían a hacer muchas cosas con respecto a su atuendo: ¡qué atrevido llevar falda arriba de la rodilla! Eran buenas amas de casa, eso les gustaba ser y eran felices el resto de sus vidas.

 

Las chicas actuales son como dije, modernas, son señoritas bien portadas aspiran “ser alguien en la vida” y tienen carreras de pedagogía, derecho, comunicaciones,  relaciones internacionales, turismo, etc.

Ellas hacen todo lo que impone la sociedad “de las chicas modernas”, como es ir a antros con las amigas el fin de semana, tomar el cafecito y trabajar mucho.

En cuanto a los chicos, son muy románticas y cursis, en la secundaria hacían corazoncitos en sus cuadernos, sus mochilas son de pucca, cowco, Barbie o algún personaje tierno. Se supone que como ir de antro es lo de moda no irían a tocadas en barecitos o clubes donde no se baila, porque eso sí, les encanta bailar, así que en los antros como van muy chics  les echan ojo algunos chicos, e intentan ligarlas: ¡ay pero que atrevido ese chico! No vengo ni con él y quiere platicar. O sea se hacen las independientes, las modernas pero de hacer amigos insinuarse en el antro, nada. Pues si no quieren vayan a clubs temáticos, rockeros o jazzísticos…¡ah! Pero olvidaba decirles que sólo siguen a la música y a los artistas del momento.

Algunos les dicen apretadas y puede que sí, que algunas sigan solteras a los treinta años pero sigan esperando al caballero medieval disfrazado de abogado (para empezar los caballeros no caerían tan bajo) o que idealicen a algún chico, y que busquen desesperadamente el ramo de la novia. Cuando se casen dejarán su trabajo temporalmente y serán amas de casa de tiempo completo. Son chicas que regularmente tienen algo de chispa pero no se atreven a hacer algo diferente.

 

Conclusión, no recomendable si buscas alguna novia diferente y excéntrica, te vendrían bien si quieres estabilidad.